viernes, 17 de abril de 2020

Algo no cuadra en La Meca

Del 28 de julio al 2 de agosto de este año estaba prevista la peregrinación anual (conocida como Hach حَجّ) a La Meca. Todavía no se ha decidido su cancelación definitiva, a la espera de ver la evolución mundial de la pandemia COVID-19.

Este acto es uno de los cinco pilares del Islam, establecido en las suras 3.96:  "La primera Casa erigida para los hombres es, ciertamente, la de Bakka, casa bendita y dirección para todos", y 3.97: "Hay en ella signos claros. Es el lugar de Abraham y quien entre en él, estará seguro. Dios ha prescrito a los hombres la peregrinación a la Casa, si disponen de medios. Y quien no crea... Dios puede prescindir de las criaturas". Curiosa la mención a Abraham, a la que luego volveremos.


La peregrinación tendría lugar en el duodécimo mes del año 1441 AH (Anno Hegirae), año que terminará, en nuestro calendario gregoriano, el 20 de agosto de 2020. Como el año musulmán sigue el ciclo lunar, y no el solar, se produce cada año una diferencia de 11-12 días. Quizá este año la peregrinación nos dará imágenes inéditas, no las típicas de millones de peregrinos abarrotando los lugares sagrados como en la foto de arriba, sino algo así:



Desde el año 624, según la cronología oficial, se estableció que todas las mezquitas del mundo debían estar orientadas hacia Másyid al-Haram "la mezquita sagrada" de La Meca, la mayor del mundo, en cuyo centro se encuentra La Kaaba y, dentro de ella, la piedra negra que representa el centro del mundo musulmán. 

Bien, ¿y qué es lo que no cuadra? Pues dos o tres cosas que vamos a repasar:

Primero.- En la tradición islámica, La Meca existe desde el origen de la humanidad. Fue el punto de la Tierra donde "cayeron" Adán y Eva tras su expulsión del paraíso, que debía de estar en algún punto del espacio. También, aquí aparece, la ciudad fue construida en tiempos remotos por Abraham y su hijo Ismael. Bien, hasta aquí leyendas transmitidas durante milenios por tradición oral, como en otras religiones.

Se daba por hecho que, desde antiguo, La Meca era un emporio comercial asociado a una ruta comercial de importancia. Y era la ciudad donde nació y vivió el profeta Mahoma hasta el año 622, en que se produce su huida a Medina (Hégira). Fundador de una nueva religión que, antes de acabar el siglo VII, es la religión dominante de un Califato (el Omeya), que ha sido capaz de acabar con la presencia del Imperio Bizantino (Batalla de Yarmuk, 636) y del Imperio Persa (batalla de al-Qādisiyyah, 636) en todo el Oriente Medio, Egipto y Persia. 

Y sin embargo, según dicen los historiadores, la primera vez que aparece el nombre de La Meca en un mapa contemporáneo es en el año... 900!  Según la historiadora danesa Patricia Crone, los documentos comerciales griegos antiguos hacen referencia a las ciudades de Ta´if (al sudeste de La Meca), Yathrib (Medina), Kaibar, pero nunca a La Meca. Curiosidad nº 1.

Mapa de las 3 regiones en que los romanos dividieron Arabia

Segundo.- Ya hemos apuntado cómo, en cada mezquita del mundo, hay un muro de la qibla ("dirección") que, desde el año 624, debe estar orientado hacia La Meca, en el cual hay una hornacina, el mihrab, considerado el lugar santo de la mezquita.

En 2017, el historiador canadiense Dan Gibson publicó un libro titulado "Early Islamic Qiblas", resultado de sus investigaciones. En él incluía la orientación de la qibla de todas las mezquitas  construidas entre el año 622 y el 876 que aún se conservan (o sus ruinas identificables). Los resultados eran sorprendentes:
- Todas las qiblas de las mezquitas construidas hasta el año 706 están orientadas hacia el mismo punto geográfico, pero que no es La Meca, sino que coincide con la ciudad de Petra, en la actual Jordania.
- Hay un período de confusión en los siguientes 100 años (hay 3 "destinos" diferentes en la orientación de las mezquitas de ese período).
- La primera mezquita orientada de forma inequívoca hacia La Meca fue construida en el año 727. Se trata de la mezquita de Banbhore, en Pakistán.
- Sólo a partir del año 876 es cuando todas las nuevas mezquitas señalan a La Meca. Curiosidad nº 2.

Fuente: Gibson - "Early Islamic Qiblas"

Fuente: Gibson 
(La qibla de la mezquita de Córdoba, en la foto, que fue construida en el año 784, no está orientada ni hacia Petra ni hacia La Meca, como corresponde a ese período de "confusión" que Gibson cita).

La conclusión de Gibson era arriesgada: los datos históricos y arqueológicos señalaban como más probable que Mahoma hubiera vivido en Petra, más que en La Meca.

Lógicamente, los historiadores y eruditos, no sólo del mundo islámico, sino también algún occidental, enmendaron "a la totalidad" la propuesta de Gibson. Sus argumentos hacían referencia al menor desarrollo de la geografía, de la astronomía y de los procedimientos de cálculo matemático de la época para justificar esos "errores" en la determinación de la orientación correcta hacia La Meca. Algo de razón pueden tener, pero, digo yo, cuando al menos 10 casos muy dispersos (los que se ven en la transparencia) señalan al mismo punto geográfico, con bastante precisión, es difícil pensar en que responda a la casualidad.

Tercero.- El propio Corán incluye algunos datos descriptivos de La Meca, "El lugar del Profeta": "Situada en un valle... con un río... con ruinas y un pilar de sal en las afueras... tiene árboles... hierba... fruta... olivos... montañas que miran a la Kaaba..." Bien, pues parece que nada de esto hay, ni había en esos tiempos, en La Meca. Curiosidad nº 3.

Como dice un programa de televisión: "Estos son los datos... suyas son las conclusiones".

¿Y qué era Petra en el siglo VII, por si nos da alguna pista? Primero, fue la capital de los nabateos, un pueblo árabe beduino, que se había desplazado desde Arabia hacia el norte. Fue construida en el siglo I a.C. Ya en el siglo I d.C. el reino nabateo pasó a ser un aliado del Imperio Romano. Fue en el siglo II cuando alcanzó su mayor esplendor, al situarse como punto de encuentro para varias rutas comerciales. Un fuerte terremoto, en el año 363, destruyó muchos edificios y dañó gravemente el complejo sistema de abastecimiento de agua. Petra entró en un período de poca relevancia. Pero volvió a resurgir en el período bizantino (siglos V y VI), siendo la capital de la provincia de Palestina Salutaris. La cronología oficial dice que fue conquistada por el avance árabe en los años 629-632. "Conquistada" quizá es una palabra un poco fuerte, teniendo en cuenta que la mayoría de sus habitantes ya eran de etnia árabe.

Resumen: Si los datos históricos y arqueológicos no parecen sustentar que La Meca, en el siglo VII, tuviera la relevancia y significado que le da la cronología islámica oficial, ¿cuándo se conforma ese "relato"? ¿y por quién? ¿y con qué propósito?  La respuesta... en un próximo post.

Petra - Jordania
________________________________________________

Posdata: Si te ha llamado la atención que ya hubiera una mezquita en Guangzhou (actual Cantón) en China en el año 627, a mí también. Busqué en la Wikipedia y esto es lo que pone:

"Los antiguos manuscritos musulmanes chinos declaran que la mezquita fue construida por Sa`d ibn Abi Waqqas, tío de Mahoma, en su primera misión musulmana a China en la década de 650.​ Aunque los estudiosos laicos modernos no encuentran ninguna evidencia histórica de que Sa`d ibn Abi Waqqas visitara realmente China, están de acuerdo en que los primeros musulmanes debieron haber llegado a China durante el siglo VII,​ y que en los centros del comercio como Cantón, Quanzhou y Yangzhou habrían construido probablemente sus primeras mezquitas durante la Dinastía Tang, a pesar de que no se han encontrado fuentes fiables que certifiquen su existencia real".

O sea, mucha incertidumbre sobre las fechas reales.
________________________________________________

Y ésta es la ilustración que le sugiere a Tatiana R. esta incertidumbre de fechas y orientaciones:

Ilustración de Tatiana Restrepo (www.tatisart.com)

3 comentarios:

  1. Muy interesante tu post Ángel. Desconocía esa hipótesis sobre Petra, y eso que estuve visitándola, pero el guía no nos explicó nada de eso, supongo que para no buscarse problemas con los ulemas.
    La orientación de la gran mezquita de Córdoba probablemente se deba a algo muy simple, según parece se inició ésta al adquirir los musulmanes la mitad de la iglesia visigoda de San Vicente, ampliada luego varias veces, pero sin cambiar su orientación, que no era otra que el Cardus de la ciudad romana.
    Pero, como es habitual, hay una explicación más atractiva: dicen que Abd al-Rahman I echaba de menos su ciudad natal, Damasco, y quiso que la mezquita de su nueva ciudad, Córdoba, estuviera orientada igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te va a gustar, Jordi, el post de continuación de éste, donde el protagonista es el bisabuelo de Abderramán I (hasta aquí puedo leer, y no me hagas spoilers, sisplau).
      Recuerdo que en algún otro post, hace meses, comentabas las dificultades que tenían los navegantes de la Edad Media para orientarse en el mar, cuando lo de la latitud y la longitud no estaba muy claro. Y eso me lleva a la reflexión: ¿cómo, bastantes siglos atrás, tanto los cristianos como los musulmanes eran capaces de establecer con bastante precisión la situación de Roma, Petra, Damasco ó La Meca, situadas a decenas de miles de kilómetros? Porque un error de unos segundos de arco se traduciría, intuyo, en un "fallo" de bastantes centenares de kilómetros en el punto de destino. Por ejemplo, de Damasco a Petra, en línea recta, hay unos 400 km.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Desconozco la respuesta, pero intuyo que si ahora conocemos la posición exacta de un lugar gracias a los satélites GPS, los antiguos lo calcularían de forma parecida, pero usando la posición de las estrellas y planetas en momentos fijos del año (de ahí la importancia que tuvieron tanto los calendarios como la Astronomía en todas las civilizaciones antiguas).
      La ventaja de calcular ubicaciones sobre la tierra es que puedes elegir esos días especiales del año y además uno en el que las nubes no te impidan ver las estrellas, cosa que a bordo de un barco era mucho más complicado y por eso se limitaban a costear (hasta que les llegó el invento chino de la brújula).

      Eliminar